miércoles, 23 de octubre de 2013

Las razones de mi ausencia

Empiezo a escribir esta entrada desde el hospital, ingresé ayer a las 5 de la tarde y he pasado la noche aquí, pero esta misma mañana me darán el alta. La razón se me hace un poco cuesta arriba decírosla, pero sé que es parte de mi terapia así que ya está: anoche me hicieron un legrado!

Uf! Y ahora toca un poco de estadísticas, ha sido mi 4º legrado, era mi 8º embarazo y ha sido mi 7º aborto! Ya sé que no os cuadran las cuentas, porque hasta ahora sólo había contado en el blog mis cinco abortos, pero el 6º fue tan surrealista que no merecía la pena contarlo, así que me temo que ahora tendré que actualizar esa entrada. Pero no hoy, hoy no podría hacerlo.

De todas formas, lo bueno que tiene pasar tantas veces por esto, es que sabes cómo va a ir todo, no tienes miedo a lo desconocido y eso al menos alivia bastante.

Y desde luego nada puede compararse con la primera vez, por los terribles dolores que me dieron con las pastillas para facilitar la tarea de expulsión, y sobre todo por lo terriblemente vacía que me sentí después. Ahora ni ha habido dolor, bueno unos dolorcillos, pero vamos como cuando la regla y lo más importante me siento llena! Llena de amor, por tener a mi lado a este compañero de vida que Dios me ha dado y que gracias a estas cosas nos hace estar más unidos si cabe y llena de felicidad por saber que cuando vuelva a casa Mi Tesoro me estará esperando con una sonrisa. Estas 2 últimas semanas que he estado de reposo, apenas he podido estar con él, no lo he podido llevar ni recoger de la guarde, ni llevarlo a natación, ni a los columpios, ni bañarlo, ni darle el desayuno,...ni todas esas cosas que hacemos sin darnos apenas cuenta, de forma rutinaria y que tanto he echado de menos hacer.

Estas 2 semanas, han sido como si mi vida se hubiera detenido, lo peor es tener que hacer reposo y no saber qué está pasando ahí dentro de ti, si irá bien o no, si tanto esfuerzo tendrá su recompensa,... Y lo más duro ha sido no poder atender a mi hijo, él mismo decía que mamá estaba malita y triste. Así que cuando ayer fuimos su padre y yo a recogerlo a la guarde antes de ir al hospital, puso una carita de felicidad al verme mientras decía "mamá, mamá!" y esa carita se me vino a la mente cuando estaba en el quirófano y fue mi último pensamiento mientras me dormían.

Casi nadie sabía que estaba embaraza, ya no solemos contarlo por precaución, por si luego pasa lo que ha pasado, porque es lógico que la gente quiera llamarte para preguntarte cómo estás, y a lo mejor en ese momento no quieres hablar con NADIE, y lo único que quieres es pasar página cuanto antes, y no que te estén preguntando cómo ha sido, cómo estás, por qué no me lo habías dicho,...

Así que a mi familia y amig@s os digo, lo que Lola Flores en la boda de su hija: "Si me queréis" no me llaméis, sé que lo sentís mucho y todo eso, pero me hacéis un favor si os ahorráis la llamada (espero que no suene muy borde) pero ahora mismo lo único que me apetece es pasar página, olvidarme pronto de lo que ha pasado y sobre todo VIVIR LA VIDA EXPRIMIENDO CADA SEGUNDO!

Bueno, hoy os dejo pero muy pronto volveré que tengo muchas cosas bonitas que enseñaros.

Un beso y gracias por leerme!

17 comentarios:

  1. recuperate pronto, muchos besos! animo guapa!

    ResponderEliminar
  2. Intenta llena el minuto inolvidable con los sesenta segundos que lo recorren!!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María! Eso intento cada día! Un beso!

      Eliminar
  3. Intenta llena el minuto inolvidable con los sesenta segundos que lo recorren!!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Hola Carmen!! Me han gustado tus últimas palabras... Ante todo buena actitud y como dices: " pasar página, y vivir la vida exprimiendo cada segundo". Y sobre todo tienes a Tu Tesoro y a Tu Compañero de Vida. Mucho Ánimo, y que la vida es de personas fuertes. Un Besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pilar por esas palabras! Si algo me enseñan estas experiencias desde luego es a comprobar la fortaleza que tenemos! Un beso!

      Eliminar
  5. Carmen muchos besos, cada vez que estés triste o te acuerdes achucha a Tu Tesoro la pena será más ligera. Me das lecciones en tu blog con tu positivismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Noemí! Desde luego él es mi mejor medicina! Lecciones? Yo? Aún hay tanto que aprender y tanto camino que recorrer! Pero siempre mirando para delante, mil veces pasaría por esto para poder tener otro tesoro como el que tengo, aunque desde luego que mi Manolo le está poniendo el listón muy alto a su futuro herman@, sin duda es un niño muy especial! Un beso!

      Eliminar
  6. Vaya no sé qué decirte... Sólo, un abrazo muy grande.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luz tú quizás no sepas qué decirme, pero el simple hecho de leer tu comentario me llena de alegría! Qué bonito saber que tod@s estáis ahí apoyándome en estos momentos! Muchísimas gracias y un beso enorme!!!

      Eliminar
  7. Un beso enorme Carmen, y un abrazo aún más grande, de esos fuertes que duran un rato y tanto reconfortan. Y aquí estamos para lo que quieras y sobre todo para cuando tú quieras, los tiempos los marcas tú.
    Mil besos,
    Cristina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Cristina! Qué puedo decirte, sólo que he sentido ese cálido abrazo que me has dado! Mil gracias y mil besos!

      Eliminar
  8. Me he puesto a llorar como una tonta porque yo también he pasado por ello y me sentía completamente identificada con cada una de las palabras que has dicho. Al final lo conseguimos y tenemos dos soles que nos alumbran de día y de noche. Mucho ánimo de verdad!! Yo siempre me decía que si no podía ser, no podía quejarme porque tenia un TESORO como el que tienes tu!! Un beso muy grande!!!

    ResponderEliminar
  9. Muchísimas gracias Susana! Yo estoy segura de que tarde o temprano lo conseguiré y si al final no se consigue, pues tengo como tú dices al Tesoro más grande del mundo mundial!!! Un beso!

    ResponderEliminar
  10. QUe fuerza que tienes Carmen. Adelante, por tí, y sobretodo por tu hijo. Sólo quien ha experimentado todo lo que tu has hecho puede sentir lo que sientes. Desde aquí, muchos ánimos.

    Un besazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Anna, desde luego que lo que no nos destruye nos hace más fuertes y esto desde luego conmigo no va a poder!!!jajaja Un beso!

      Eliminar

Muchas gracias por TIRAR DE LA CUERDA y añadir un comentario!